¡Bienvenidos a TU GRANO DE ARENA!

Este espacio de la web de SED nace con la vocación de ser un PUNTO de ENCUENTRO y de PARTICIPACIÓN de todas las personas que colaboran y simpatizan con SED desde el voluntariado, la colaboración económica, el trabajo en los colegios, como socios o simplemente como amigos y seguidores del trabajo solidario que SED realiza en España o en los países de SUR.

La operación kilo en Maristas Segovia vuelve a ser un día de ilusión compartida, de hacer solidaridad

Durante el mes de diciembre toda la comunidad educativa de Maristas Segovia recogió alimentos en la capilla colegial hasta el punto de prácticamente quedarnos sin cajas de reparto. Miles de alimentos se hacen así presentes en las diferentes situaciones sociales con las que colaboramos. Hermanitas de los pobres, Hermanos de la Cruz Blanca, Banco de alimentos de Segovia, Economato de Cáritas en Segovia, familias necesitadas cercanas al colegio y África a través de la parroquia de El Espinar, reciben la visita de alumnos de bachillerato y profesores que les llevan lo recogido en estos días. Este encuentro nos permite a todos ponernos en la realidad de cada situación social y además pasar una tarde agradable con los ancianos o con toda esa gente que hace que este milagro no suceda solo en Navidad. ¡Gracias a todos por participar, colaborar y hacer solidaridad buscando un mundo mejor!

Leer Más »

El Colegio Champagnat se adhiere al Día de la Erradicación de la Pobreza

Hemos dedicado la Tutoría de 3º de la ESO a trabajar esta fecha y lo que significa. Hemos visualizado un vídeo que nos ha hecho latir el corazón, escrito palabras que resuenan junto a la palabra POBREZA, escrito un titular y hecho nuestro manifiesto, así entre todos hemos creado nuestra pancarta. Que sirva este buen trabajo, muy buen trabajo hecho por los alumnos, para concienciarnos de que todos podemos poner nuestro grano de arena para conseguir POBREZA CERO.

Leer Más »

«Zambia es un país diferente donde la generosidad, alegría y cercanía de su gente nos conquistó»

El pasado verano tuvimos la oportunidad de participar en un CTM en Chibuluma, Zambia. Aún con las emociones y sentimientos por ordenar podemos describir esta experiencia como única. Es difícil explicar con palabras muchos momentos vividos que han pasado a formar parte de nuestra vida para siempre. Diariamente el grupo de voluntarios y voluntarias caminábamos a Twayuka Primary School donde impartíamos clases diversas como ciencias, matemáticas, música, …, y deportes. El alumnado es muy agradecido y nosotros con ellos disfrutamos muchísimo; tienen una sonrisa que enamora y una ilusión por aprender inigualable. Por la tarde, eran los profesores de esta escuelita, quienes venían a St Marcellin Skills Centre a iniciarse con nosotros en un taller de informática. Para la mayoría, era la primera vez que se sentaban frente a un ordenador. Somos testigos de esa emoción que sentían al verse progresar lentamente en su uso, y el sueño de poder tener un día el suyo propio que les ayude en su trabajo educativo. Durante esos días pudimos conocerles mejor, acercarnos a sus costumbres y cultura e intercambiar impresiones sobre sus clases, sus alumnos y alumnas y sus preocupaciones. Tanto la comunidad de los Hermanos como la comunidad de los alrededores nos acogieron de forma maravillosa y nos sentimos como se suele decir «como en casa». Esta experiencia del CTM ha sido también una oportunidad para aprender, crecer y superarnos personalmente y en grupo. Experimentamos que no siempre que se abre un grifo sale agua, o que al dar la llave se

Leer Más »

«El sufrimiento que muchas veces nos es ajeno tiene nombres y apellidos»

Queridos muchachos y educadores de Horizontes al Futuro: Ya han pasado cuatro semanas desde que volví de Comayagua y no pasa un día sin que me acuerde de ustedes sin que venga a mi memoria alguno de los recuerdos que construimos juntos este verano. Sin embargo, ahora que tengo que contar a los demás lo vivido, no soy capaz de ordenar mis ideas. Solo puedo pensar en una conversación animada en la mesa del comedor; en el hogar de los pequeños jugando al escondite; en la pila, con las lecciones de los muchachos sobre cómo lavar bien la ropa; en un banco de la sala de la TV viendo una peli todos juntos; los viajes en la paila de la Pick Up… Me piden que cuente qué hacíamos allá. Eso no es tan difícil, ya que las rutinas las tienen ustedes muy bien establecidas: A las 6:20 se desayuna. Los que tienen clase van para la escuela, y los que no, hacen el aseo y después van a taller de soldadura y sastrería, mientras otros reciben apoyo escolar. Sobre las 12:30 el almuerzo, un descansito, y apoyo escolar. Y depende del día, inglés ocharla de la policía. Y a media tarde, campeonato de fútbol o charla con don Goyo, para ayudarles a crecer como seres humanos. Después ustedes asean los hogares y su ropa, para cenar a las 18:30 y ver una peli antes de dormir, o jugar fútbol (otra vez), o jugar en los hogares. Salvo esos tres miércoles en los que Silvia, Susana y yo os enseñamos algunos de

Leer Más »

Pinturas en Costa de Marfil

Los voluntarios y voluntarias de CTM de SED en Costa de Marfil, junto con el hermano Federico Moya, han pintado varias imágenes en la iglesia parroquial de Katiola. Unas imágenes que quieren compartir con todos y todas.

Leer Más »

Crónica del Campo de Trabajo-Misión Mozambique 2015

Nuestro CTM Mozambique 2015 comenzó en la residencia de los Hermanos en Benfica (Lisboa). Los tres voluntarios –Rita, Ana Rita y el H. Jaime- nos reunimos para acabar de preparar nuestras maletas con todo lo que llevábamos a Bilene. Pero, sobre todo, cada uno de nosotros tenía una mochilita especial llena de entusiasmo, fuerza de voluntad, alegría y un poquito de nerviosismo por la novedad que nos esperaba. Una comitiva de buenos amigos, familia y Hermanos nos acompañaron hasta el aeropuerto de Lisboa, donde la despedida, llena de emoción, fue regada con alguna lagrimilla. Había llegado la hora, estábamos de camino a Mozambique. Aterrizamos de mañanita en Maputo, donde nos esperaba el H. Felizardo, que nos llevó a Manhiça. Allí los hermanos tienen dos comunidades, un colegio, una finca (que allá se llama “machamba”) ¡y hasta una gasolinera! Abastecidos con productos de la “machamba” de Manhiça -¡qué papayas tan ricas!, partimos hacia nuestro destino final: Bilene. En la escuela de Bilene compartimos comunidad con los Hermanos Domingos y Batista, que nos acogieron como “hijos de la casa”. ¡Y manos a la obra! Del mismo modo que cada día lectivo comienza con el himno de Mozambique (“Moçambique nossa terra gloriosa; pedra a pedra construindo novo dia…”), así comenzó nuestra misión con el recibimiento del alumnado. Al principio había un poco de distancia entre nosotros y los alumnos, pero poco a poco se fue rompiendo el hielo. Nuestra labor era sobre todo de presencia entre el alumnado, pero también dejamos alguna huella de

Leer Más »

Si no vives para servir, no sirves para vivir

Un domingo cualquiera acompañé al Hermano Nino a llevar la comunión a los que, por diversas dificultades, no podían participar en la Eucaristía. Durante dos horas nos adentramos en algunos de los barrios más pobres de Sullana para cumplir con nuestra tarea. Recuerdo aquella mañana como si fuera ayer: más allá de las condiciones en las que sobrevivían, lo que me impactó de aquellas personas fue su fuerza de voluntad, su acogida a una extranjera que irrumpía en la intimidad de su hogar, y sobre todo, su fe. Tampoco puedo olvidar la enseñanza que me regaló el Hermano Nino cuando le pregunté, días más tarde, por qué llevaba a cabo una labor tan ardua y dolorosa: “¿Por qué lo hago? Porque Marcelino Champagnat quería que estuviésemos al servicio de los más necesitados”. Hace una semana que regresé a España y la pregunta que más me hacen sobre mi experiencia de voluntariado en Perú no es otra que “¿Has visto mucha pobreza?” Y yo, a modo de respuesta, siempre cuento este relato. No creo que para encontrar realidades de miseria haya que marcharse tan lejos. Probablemente, al cruzar el portal de casa o al doblar la esquina de nuestra calle nos topemos de bruces con alguien que grita en silencio que le ayudemos. Sin embargo, sí he tenido que recorrer miles de kilómetros para darme cuenta de ciertas cosas que hasta ahora desconocía. Perú me ha enseñado a ser más servicial, a mirar de frente a los que la sociedad ignora

Leer Más »

Experiencia en Ghana 2015

Soy un voluntario que este año ha participado por segunda vez en el campo de trabajo y misión de Ghana y la verdad es que cada año estoy más satisfecho con la experiencia. Nuestro trabajo allí está dividido en dos partes bien diferenciadas: las dos primeras semanas trabajamos en los colegios maristas de Buokrom y Sabin y las dos últimas colaboramos con las Hijas de la Caridad en el proyecto ‘Street Children Project’ y en un crèche (una guardería) que también regentan. En los colegios hacemos actividades con los niños y niñas y con el profesorado (este año hemos hecho una introducción al aprendizaje cooperativo) y, tanto unos como otros  han acabado muy contentos. Nosotros, como no podía ser de otra manera, hemos disfrutado más aún si cabe al ver cómo los pequeños  se divierten con cualquier actividad, por sencilla que sea, y por el interés con que se han tomado algunos profesores la formación. ‘Street Children Project’ es el proyecto más duro, pero a la vez el más bonito para mí. Allí puedes mirar más allá del uniforme del colegio, que a veces no te permite apreciar las verdaderas condiciones en las que viven muchos niñas en Kumasi. Estas chicas, conocidas como chicas de la calle porque allí es donde viven, trabajan de sol a sol porteando pesados productos encima de sus cabezas para ganar apenas unos pocos ghana cedis, la moneda local, que les permitan subsistir y mantener la ilusión por seguir estudiando en un futuro. Solo con

Leer Más »

CTM SED Compostela en Honduras, Zambia y Mozambique

Tras casi veinte días de Campo de Trabajo, las noticias enviadas por los voluntarios y voluntarias de SED de la Provincia de Compostela transmiten una gran satisfacción por la experiencia, agradecimiento por la acogida y desasosiego ante las carencias que perciben en las distintas realidades donde se hallan. En Honduras el Campo de Trabajo se centra en la el apoyo del centro de menores «Horizontes al Futuro» y del Kinder (guardería) de la Colonia «Lazos de amistad«. Acompañar a los chavales, reforzarles en lo académico, jugar con ellos… Abrirse a su cariño y compartir 24 horas al día de vida con ellos. Por su parte, los tres voluntarios de Zambia están apoyando por las mañanas la labor educativa de la escuela estatal del Twayuka, reforzando el aprendizaje en inglés de los más pequeños, e impartiendo clases de informática a profesores por las tardes en el Colegio marista de Chibuluma, donde residen con la comunidad de Hermanos. Y en Mozambique se ha abierto este año un nuevo campo de trabajo en la escuela de Bilene, donde casi mil alumnos se reparten en tres turnos, de 7 de la mañana a 10 de la noche, sentándose la mitad de ellos en el suelo porque en las aulas no hay suficientes pupitres. Desde aquí, nuestro recuerdo y los mejores deseos a estos nueve voluntarios y voluntarias de Compostela. ¡Ánimo! Hermano Rafael Gómez, responsable de los Campos de Trabajo Misión de SED Compostela

Leer Más »

¿Que se necesita para ir de voluntario a África?

      Esta es una pregunta que algunas la verbalizan y otros se quedan con ella en el corazón. Desde mi experiencia os diré que no son héroes. Son jóvenes y no tan jóvenes que necesitan al menos tres cualidades: generosidad personal. Tener ganas de hacer algo gratuitamente por los demás. Ser tolerante. Vivimos un mes en comunidad entre nosotros, las 24 horas del día. Y ser austeros en el comer, en el beber, en el vivir en general. Allí no se puede necesitar la coca-cola, el Kechu, ni decir esto no me gusta. ¿Y el idioma? En Africa los niños hablan todos los idiomas. Aquí se habla el idioma del corazón que es universal. Y para mí vivir esta experiencia con personas con las que he sido su director, su jefe de estudio, su profesor, es algo por lo que doy gracias a Dios todos los días. Se vive y queda para siempre una relación de fraternidad. Ver alumnos tuyos de una generosidad de entrega hasta caer rendidos. Ver alguno llorar de pena ante algún niño poliomilítico… Es incríble. En la vida del voluntario hay un antes y un después.   H.Pencho (Maristas Alicante)    

Leer Más »

Categorías

Entradas recientes

Entradas

Social