¡Bienvenidos a TU GRANO DE ARENA!

Este espacio de la web de SED nace con la vocación de ser un PUNTO de ENCUENTRO y de PARTICIPACIÓN de todas las personas que colaboran y simpatizan con SED desde el voluntariado, la colaboración económica, el trabajo en los colegios, como socios o simplemente como amigos y seguidores del trabajo solidario que SED realiza en España o en los países de SUR.

Horqueta

Paraguay es país de colores vivos, de tierra rojiza y de sonidos que invitan a escuchar; a escucharse a uno mismo en un tiempo que parece transcurrir a otro ritmo, al son de la naturaleza y del sol. Horqueta, al norte de su región Oriental, cautiva con tan solo pasear por sus calles y conocer su gente. Son personas de ojos prudentes y corazones enormes que enamoran al mostrar poco a poco su gran interior. Y sus niños, la razón por la que Mireia y yo nos plantamos allí. Los menores tienen aquella esencia especial que nosotros perdimos por el camino en un descuido desafortunado. Cada uno de ellos nos reveló, sin darse cuenta, su propio mundo. Tan inmenso, tan lleno de deseos y de experiencias aún por vivir. Un mes y medio es, quizás, escaso para conocer en profundidad la realidad de Horqueta, tan alejada de la nuestra. Pero es también suficiente para comprenderla y para aportar nuestro pequeño grano de arena. Y eso hicimos gracias a SED. Mi compañera y yo estuvimos en el centro abierto marista Mitãnguéra Rekove y en el comedor Ycuá Lucero echando una mano durante cinco semanas.

Leer Más »

Muévete

Algo me decía en mi interior: ¡Muévete! Así que volví a llenar las maletas de ilusión, sabiendo que a la vuelta irían desbordadas de vida, ¡MUCHA VIDA! Los minutos pasan igual en Costa de Marfil, observas el reloj y el ritmo es el mismo, eso parece a simple vista… pero si te detienes tan solo un poco y sientes el ritmo marfileño, la intensidad en cada momento se eleva al máximo exponente. Ojos abiertos como platos para saborear cada instante y brazos bien estirados para abrazar a su gente… Esta vez era diferente, mi corazón ya sabía el destino que me recibía… Siii, ¡los tambores hablan!! Hablan sus calles, hablan sus risas, hablan sus miradas, hablan sus sonrisas y sus intensos abrazos… La vida allí te susurra al oído, que no hay que detenerse. ¡Que hay que moverse!

Leer Más »

«África te cambia para siempre. Una vez que has estado, no volverás a ser la misma»

Llevo dos semanas intentando escribir algo sobre mi experiencia en Ghana durante este verano. Más de seis meses preparando la marcha, el Campo de Trabajo, preparándome mental, física, (con un montón de vacunas) y espiritualmente (poniendo en manos de Dios toda la misión, en su nombre iba y Él me esperaba allí). Llegó el día 29 de junio, el momento de partir a hacer realidad un sueño que me había perseguido durante años. Nueve éramos los voluntarios que SED había confiado la tarea de formar a los claustros de profesores de dos colegios maristas en Kumasi (Ghana). Íbamos cargados con 400 kg de material escolar, pero, os puedo asegurar que mayor era nuestra ilusión, expectación, incertidumbre y deseos de llegar. Quiero resaltar la acogida de las dos comunidades maristas donde nos hospedamos: Sabin y Buckrom: Compartíamos con ellos la fuerza y la vida del carisma, aunque nos comunicábamos en otro idioma, pero la profundidad, la intensidad y la pasión por la educación de niños y jóvenes , no dependía de razas, color ni la geografía donde nos encontrábamos. Compartíamos además la mesa, la fe, la Eucaristía dominical, la tro-tro y hasta los partidos de fútbol de mundial con ellos. Nos hicieron sentir en todo momento en casa.

Leer Más »

Experiencia en Koni

Después de dos semanas en la comunidad marista y de haber vivido una maravillosa experiencia con los niños y monitores del colegio Marceline Champagnatde Korhogo, nos dirigíamos a Koni, un poblado situado a tan solo 15km de la ciudad marfileña. Celia, Gloria y yo nos reencontramos con nuestros compañeros Paco y Dori, quienes ya llevaban dos semanas trabajando como sanitarios en el dispensario del poblado. Nuestra misión, inicialmente era la de abastecer el dispensario de medicamentos y formar una colonia de niños. Poco a poco, surgieron otras cositas que pudimos llevar a cabo gracias también a la presencia y colaboración de nuestras compañeras María y Blanca, dos jóvenes estudiantes de medicina que ya llevaban un par de semanas colaborando en el dispensario. La presencia de la Hermana Nicole, superiora de la comunidad, me cautivó desde un primer momento. Aprovechando el primer domingo de misa, realizó una intervención con un mensaje pastoral sobresaliente. Además, aprovechó ese mismo momento para presentarnos a la comunidad e informar de la colonia de niños. La hermana recalcó la importancia de la higiene para formar parte de la colonia, subrayando que los niños no pueden venir sucios: “Hay que ir limpios. Escucháis: limpios. Jamás sucios, limpios” Dos días después pude comprobar que en periodo vacacional muchos de los niños trabajan en los campos y vienen a visitarnos con la misma ropa, sin ni tan siquiera haberse pasado antes por casa. En cuestión de días, fueron multiplicándose exponencialmente el número de niños y niñas de nuestra colonia.

Leer Más »

Nuestra experiencia en el CTM de Korhogó, Costa de Marfil

Afrontamos un segundo año en Costa con un sentimiento diferente, aunque intenso. El primer año llegamos mirando África con los ojos bien abiertos para empaparnos de todo, de unos paisajes, cultura y gentes desconocidos para nosotros… Este año la mirada era diferente, estaba ávida de descubrir cosas nuevas pero sobre todo de volver a ver todo lo que ya es una parte importante en nuestras vidas; nuestra familia africana. El trabajo en la colonia del colegio Champagnat, en Korhogó, ha superado nuestras expectativas. Este año el hilo conductor de la colonia han sido los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en cuya creación colaboró SED; ya que pensábamos que es muy importante hacer llegar a los niños el mensaje de que juntos podemos lograr un mundo mejor para nosotros y para las futuras generaciones. Cada día, tal y como hacíamos el año pasado, comenzábamos con una motivación en la que los más de doscientos niños y los monitores bailábamos y cantábamos, nos saludábamos con abrazos y miles de choques de manos; y tras la oración, presentábamos mediante un teatrillo el objetivo que íbamos a tratar, seguido de un debate en el que los niños lo interpretaban y deducían el tema del día.

Leer Más »

Reflexiones desde Comarapa, Bolivia

No podía dormir. Llevo desde las cinco de la mañana (11 en España) dando vueltas en la cama y en mi cabeza, pensando en la segunda semana vivida en la comunidad de Astillero. Así que me he levantado, he quitado la ropa del tendedero, aquí ahora llueve y hace frío, me he calentado un poco de agua y me estoy tomando un cafetito calentito. He encendido el ordenador y me he puesto a escribir. Y quería compartir con vosotros la vivencia con los niños de esta comunidad campesina boliviana. He estado haciendo lo que el protagonista del libro que ya he terminado de leer, «El Corazón del árbol solitario», Kike el obispo camboyano de las sillas de ruedas, al acabar el día miraba todas las fotos que había realizado durante el día y recordaba cada momento vivido. Yo he estado viendo las mías, las de toda la semana y he recordado cada momento vivido y compartido cerca de los niños. Cada día al llegar a la escuelita a partir de las 8:15 más o menos, algunos después de haber andado hasta una hora atravesando las montañas, a más de dos mil metros de altura, cargados con su mochila y alguna naranja o frutilla (fresa) para compartirla con nosotros, nos buscan, nos saludan con algo de timidez algunos, nos abrazan, nos dicen «buen día hermanito» y ¿tú que haces?…… darles un abrazo bien fuerte, desearles un buen día, preguntarles como están y sonreír…con una sonrisa que llena toda tu cara.

Leer Más »

Sabor a felicidad

Entre polvo y hojas secas finalizamos la jornada del domingo sentadas debajo de un porche que ya hemos hecho nuestro. El sol zambiano se pone de color rojo mientras mentalmente repasamos nuestra primera semana de aterrizaje en la comunidad de Mulunghusi, Zambia, que nos acoge. Escuchamos al hermano Mansoa arrastrar los pies por el corredor. A las seis y media se cena y en un baile de sobra conocido nos vamos incorporando para acompañarle en torno a la mesa. La jornada diaria transcurre con lentitud, el “ritmo zambiano” lo llaman. No tenemos nunca claro si somos nosotras las que llegamos antes o aquí el tiempo se ralentiza.

Leer Más »

Muchas experiencias en una

Llegamos el domingo 24 de junio a un nuevo país para los cuatro. Tras una jornada de adaptación y organización del material, comenzamos nuestro trabajo en el colegio Our Good Mother – Maristas Edelvives, en Ashalaja, a las afueras de Accra, la capital de Ghana. Dividimos nuestro tiempo en una primera semana de actividades deportivas y recreativas, y una segunda de manualidades y creatividad; compartiendo dos clases con cada grupo. Nuestro primer contacto con la educación ghanesa fue a través del deporte con las clases de Primaria. Tanto el alumnado como el grupo de voluntariado disfrutamos haciendo estiramientos, carreras de animales, jugando y cantando a coro.

Leer Más »

Nsansa, icikuku, ukupusanina, ubumi

Alegría, cariño, variedad, vida. Son algunas de las palabras que nos vienen a la cabeza al echar la vista atrás a nuestra primera semana en Chibuluma, Zambia. Vivir en esta comunidad nos ha abierto las puertas a diferentes realidades de las que nos estamos empapando día a día. Por las mañanas vamos a Twayuka, a cuarenta minutos de casa, donde participamos en la vida de su Primary School. Un par de días a la semana nos acercamos al Skills Centre, un centro de formación profesional del Marist Educational Centre donde jóvenes mayores de diecisiete años se pueden formar en distintas disciplinas de carácter práctico como costura, carpintería, hostelería… El fin de semana aprovechamos para pasear por los alrededores, visitar la ciudad, compartir la eucaristía con la comunidad de Saint Michael’s y pasar más tiempo con los hermanos que nos han acogido de forma familiar y cercana.

Leer Más »

Una buena llegada de SED a Korhogó

El grupo de trabajo de Korhogó (Cote d’Ivoire) llegó a su destino el pasado jueves día 5 de julio a las 20.00h de la tarde. Uno de los objetivos que tiene este campo de trabajo es abastecer y trabajar en el dispensario de Koni. La otra misión consiste en hacerse cargo de la colonia de niños que en periodo vacacional y durante dos semanas llega al colegio Marceline Champagnat. El primer fin de semana de estancia, los cinco voluntarios destinados a Korhogó aprovecharon para conocer la comunidad y organizarse. Una vez instalados, realizaron una primera visita al mercado tradicional de la ciudad marfileña. El domingo siguiente día 8 de julio, los voluntarios visitaron Koni, un poblado situado a tan solo 15 kilómetros del barrio Le Petit Paris de Korhogó. Sin apenas financiación, las Hermanas de la Anunciación abastecen un dispensario de medicamentos para toda la población y atiendendiariamente a más de 50 personas. El doctor Juan José Márquez con su fundación y la Hermana de la Anunciación Nicole nos mostraron tanto las funciones como las necesidades que hay en el centro médico ambulatorio. Después de una cálida y agradable bienvenida, nuestros voluntarios sanitarios Paco y Dori aprovecharon para instalarse en la comunidad, mientras que Gloria, Celia y Sergi volvieron otra vez a la comunidad marista de Korhogó dispuestos a trabajar en la colonia.

Leer Más »

Categorías

Entradas recientes

Entradas

Social